Translate

Hola, soy tu Ex


Tú, seguramente tienes pocos Ex ("Exes"), sí, Ex novios. O tal vez tienes muchos. Quién sabe, quizá ninguno. Suerte la tuya, o no.
No me juzgues por los míos. Como dice la canción: Ya lo pasado...pasado!



R.N:
6 años mayor. Yo tenía 15 y él 21. Cadete de la escuela naval. Lo conocí en un Club. Hablamos mucho, me cantó un par de canciones, y me gustó. Salíamos solo los fines de semana.
A veces nos íbamos a conversar a un parque que quedaba en un punto céntrico a nuestras casas, y otras veces íbamos a su casa a escuchar música y comer galletas con mermelada. Estuvimos casi dos meses juntos. Algo que quisiera decirle: Perdón por terminar de esa manera.


F.T: 6 años mayor. Yo tenía 15 y él 21. Futbolista. Lo conocí en Hi5. Era amigo de una amiga de mi entonces ex “R.N”. Hablamos mucho por MSN, quedamos en encontrarnos un día en Larcomar. Él fue con su mejor amigo, y yo con mi mejor amiga. Me cayó muy bien, era un payaso, y eso me gustaba. La segunda vez quedamos en vernos frente al cine del Jockey Plaza, pero esta vez solos. Vimos una película, y la pasamos bien; me gustó.
Como yo estaba en el colegio, solo salíamos los fines de semana. Nos íbamos a conversar a un parque cerca de mi casa. A él le gustaba tomar vino, vino dulce, y varias veces compraba una botella y dos vasitos para tomar sentados en la banca. Otras veces nos íbamos al cine. Estuvimos juntos, 3 meses y unos días más. Algo que quisiera decirle: Deja de creerte tanto.

R.L: 5 años mayor. Yo tenía 16 y él 21. Estudiante universitario. Lo conocí en el colegio. Cuando yo estaba en II de secundaria, él me gustaba, pero nunca me dio bola. Cuando yo ya estaba terminando V de secundaria, volvió a aparecer. Comenzamos a hablar bastante por Facebook y salíamos de vez en cuando. Me gustó. Fue mi pareja de fiesta de promoción. Nos gustaba estar en mi casa y a veces en la suya. Veíamos películas, escuchábamos música y conversábamos. Estuvimos juntos hasta unos días antes de cumplir 2 meses. Algo que quisiera decirle: Siempre te veré como “el chico que me gustó en II secundaria”.

O.O: 1 año menor. Yo tenía 17 y él 16. Estudiante universitario. Lo conocí en la universidad. Estábamos juntos en el curso de matemática básica. Como él sabía bastante y mis notas no eran tan buenas, un día antes del examen final, quedamos en estudiar juntos, o bueno, él me iba a enseñar. Mi papá nos invitó a su departamento, así que estuvimos ahí. Practicábamos los ejercicios mientras comíamos galletas y tomábamos chocolate caliente. Después de un par de horas, el tema de matemática se desvió al “me gustas, tú también a mí”, y finalmente, nos estrechamos las manos. Me gustó.
Durante unas semanas de las cortas vacaciones, estuvimos en mi casa; jugábamos juegos de mesa, escuchábamos música, nos tomábamos fotos, conversábamos y preparábamos cosas para comer. Cuando empezó el siguiente ciclo, mi papá no quería que nos veamos tanto: “solo fines de semana” decía. Así que nos íbamos a la cafetería de la universidad después de clases, a hacer lo mismo; comer, escuchar música, y hablar. Estuvimos 7 meses juntos. Algo que quisiera decirle: Fue una mala idea ir a verte a Piura.

J.S: 17 años mayor. Yo tenía 18 y él 35. Instructor de manejo. Lo conocí en mis clases de manejo. Tiempo después que terminé las clases, empezamos a escribirnos. Todo era por correo, luego por mensajes de texto. Salimos a tomar un café a Larcomar. Conversábamos, o mejor dicho, él hablaba, yo escuchaba. Me pareció interesante. Mientras que mis amigos, los de mi edad, hablaban de fiestas y modas, él hablaba de todo lo que había hecho a lo largo de su vida, y todo lo que hizo cuando vivía en España. Me gustó. Todos los viernes, después de mis clases, nos íbamos al Starbucks, y los sábados, al cine. Meses después, cambiamos la rutina, y yo iba todos los jueves a su trabajo a la hora de almuerzo, para acompañarlo a comer. Siempre era lo mismo; chifa. Otros días, cuando se podía, salíamos a comer a otros restaurantes; comidas rápidas, carnes, pastas, cevicherías, etc. Nos peleábamos por lo menos una vez al día. Me hacía llorar. Y siempre me pedía perdón mandándome una rosa roja o algún postre. Le gustaba coquetear con sus amigas a mis espaldas, y a mí me gustaba perdonarlo. Estuvimos juntos 8 meses. Algo que quisiera decirle: Nos vemos en el juzgado.

T.D: 10 años mayor. Yo tenía 18 y él 28. Teniente de la escuela naval. Lo conocí en una reunión que hizo mi hermana mayor con sus amigos de la naval en mi casa. Yo estaba deprimida y exhausta por la relación que había tenido con “J.S”, y cuando un amigo nos presentó, lo primero que hice fue contarle mis problemas. Él me escuchó y me aconsejó. Conversamos toda la noche. Me gustó.
Nos mandábamos mensajes todos los días y hablábamos por teléfono. Salimos unas cuantas veces a tomar un café, y hablar y hablar. Me volvió a gustar.
Nos gustaba pasear siempre en el Jockey Plaza. Tomábamos jugos, muchos jugos. Lo acompañaba a ver ropa y accesorios de fútbol, y a veces nos íbamos a jugar a Happy Land. Otras veces estábamos en mi casa y jugábamos juegos de mesa, veíamos películas, preparábamos comida, o hacíamos videos graciosos. Otras pocas, veíamos películas en su casa, o lo veía jugar un momento PS3.
Estuvimos casi 3 meses juntos. Algo que quisiera decirle: Gracias por lo que hiciste el 23-24/03/2012.

 R.H: 1 año mayor. Yo tenía 19 y él 20. Estudiante universitario. Lo conocí en la universidad, en la clase de English IV.  Me caía mal. Mi amiga y yo lo veíamos como “el gordito creído”. Un día me agregó a FB preguntándome si yo estaba en su clase de inglés, y le dije que sí. Solo hablábamos ese día, y en las clases, todo siguió igual. Una semana después, volvimos a hablar  por FB y eso se hizo más seguido. También nos hablábamos en persona, y acordábamos para vernos en las noches después de clases cerca de mi casa. Nos íbamos a conversar al parque y nos quedábamos ahí hasta la madrugada. Me gustó.
Casi siempre estábamos en mi casa o en su casa. Escuchábamos música, veíamos películas, cocinábamos, tomábamos cerveza, pasábamos tiempo con su familia, jugábamos con su perrita, jugábamos PS3 y juegos de mesa. Molestábamos a la gente en la calle, y nos molestábamos entre nosotros.  Las peleas empezaron desde la primera semana. Casi todos los días alguien renegaba por algo. Era difícil ponernos de acuerdo. Ambos, muy orgullosos. Estuvimos juntos 4 meses y un poco más. Algo que quisiera decirle: Deja de hablar mal de mí, no me busques, y sé feliz.

5 comentarios:

  1. malecon+fridays+banodelkfc+caminataporlarco+manzanaacaramelada+tejas+rosasblue+selena+58793cosasmas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. desaparacido no, confundido por 8549484 vez si

      Eliminar
  2. a buena hora se convirtieron en "EX", de todos hay una enseñanza positiva y lo negativo se debe olvidar rapido, los que tienen la sensibilidad de escribir son personas muy especiales como tu, todavia habran mas "ex" en el camino que te ayudaran a madurar, que Dios te Bendiga...

    Ishabethel

    ResponderEliminar
  3. Estimada Lucía, me encanta como escribes, te sigo desde hace poco tiempo y la verdad, debes seguir haciéndolo, te comento que yo también tuve algunas cuantas "ex", y que al igual que tu ya están en el pasado, como experiencias de vida, que hicieron que sea la persona que soy hoy, que ya sepa exactamente que tipo de persona quiero a mi lado.
    mi novia se llama como tu, y ella es exactamente todo lo que soñé algún día, no quiero nunca recordarla como una "EX", porque se que con ella voy a estar siempre.
    Se ve que eres una chica linda, que debe tener muchos galanes atrás tuyo, pero te apuesto que tienes a alguien a tu lado, espero que al igual que yo, ya no tengas que buscar más y que el sea tu compañero de por vida.
    te deseo todo el éxito del mundo.
    y no le digas a mi novia pero me declaro tu admirado numero 1.

    besos, muaaaaaaaaa!!!!

    ResponderEliminar