Translate

Los mensajes y el café

Me había olvidado de guardar su número, así que cuando recibí el mensaje, no sabía de quién podía ser. El mensaje decía:

“Hola Lucía, cómo estás?, espero que te encuentres bien. A ver si un día de estos salimos a tomar un café como quedamos vale, besos.”

Me sorprendí, ya me imaginaba de quién era el mensaje y realmente no esperaba que me escribiera. Me alegré mucho y no demoré en responder, le dije que cualquier día estaría bien. Ese día y el siguiente nos mandamos un par de mensajes para saber cómo estábamos y poner una fecha para la salida, miércoles.. A mí nunca me gustó mandar mensajes, prefería escribir desde la pc, así que le pasé mi correo y él me dio el suyo, y así empezamos a escribirnos más seguido.

From: Lucía
Date: Sat, 16 Apr 2011 22:16:36
To: Daniel
Subject: Hola !

Hola, que tal? Hace raaaaato te agregué a msn y estoy esperando que me aceptes, oh por cierto, hace rato encontré tu fb pero no puedo mandarte una solicitud de amistad ni nada, no sé por qué, así que tú me tendrás que agregar, aquí te mando el link de mi fb...
Cuidate. un besito.

From: Daniel
To: Lucía
Date: Sat, 16 Apr 2011 22:19:27
Subject: Re: Hola !

Hola, lo que pasa es que recién entraré para aceptarte, pero nada, me hace muy feliz el saber que te acuerdas de mí, espero verte pronto sabes, ojalá pueda verte antes.

From: Lucía
Date: Sat, 16 Apr 2011 22:21:39
To: Daniel
Subject: RE: Hola !

Sí claro que sí!! Como no me voy a acordar de ti. Yo también espero verte pronto :) ya falta poquito para el miércoles.

From: Daniel
To: Lucía
Date: Sat, 16 Apr 2011 22:23:49
Subject: Re: Hola !

Que puedo hacer, me caes muy bien, me siento muy feliz de haberte conocido.

From: Lucía
Date: Sat, 16 Apr 2011 22:25:56
To: Daniel
Subject: RE: Hola !

Así como a mí me alegra haberte conocido a tí :)

Todos los días nos escribíamos, no pudimos vernos el miércoles como habíamos acordado, así que lo pasamos para el sábado.
Llegó él sábado por la tarde, salí de mi casa diciendo que salía con una amiga, caminé dos cuadras, vi un taxi amarillo estacionado, se abrió la puerta y salió él. Estaba con una camisa roja a cuadros, unos jeans medios raros, unos zapatos marrones y hablando por móvil, me saludó, escuché un: “vale, adiós papá.” Y colgó. Me preguntó a dónde quería ir, dije que a Miraflores, paramos un taxi y nos fuimos para allá. Entramos a larcomar y decidimos ver una película, compró las entradas para ver una de terror que empezaba una hora después, así que nos fuimos a un café que estaba cerca. Pasó la hora y entramos al cine, la sala estaba casi llena, nos sentamos adelante a la derecha y esperamos a que empiece. La película más que asustarme, me hizo reir, pero no por la trama, sino por los gritos de unas chicas que estaban al fondo, y unos que otros de Daniel. Su cara era impresionante, parecía que nunca hubiera visto una película de terror, fue muy gracioso.
Cuando terminó la película, nos dirigimos nuevamente al café. Me encantaba escucharlo y que él me escuche, su compañía era muy agradable, me sentí muy feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario